Imprimir esta página
Viernes, 28 Febrero 2020 14:25

LA LOGÍSTICA PONE LA MIRA EN EL E-COMMERCE

Especialistas y empresarios aseguran que fue un año de “luces y sombras”; esperan que aumente el consumo para que traccione la operación en volúmenes tanto en comercio interno como en exportaciones.

El crecimiento depende de las inversiones y para eso se necesita una economía estable, con reglas y legislaciones claras”, analizó Daniel Artana, Economista jefe de FIEL, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, durante el seminario “Proyecciones económicas para operaciones logísticas”, que organiza cada año la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas.

En el mismo espacio, Jorge Jares, Director de DyC Consultores, repasó las características relevantes de la actividad. En un entorno económico complicado, describió, los flujos logísticos muestran comportamientos muy disímiles, de acuerdo al sector donde operen. “El flujo agropecuario, por ejemplo, mostró un importante crecimiento que seguramente continuará en 2020 si los factores climáticos son normales. Mientras que los flujos industriales decrecieron considerablemente y se espera que el mercado se estabilice en los valores actuales”, anticipó.

Mientras, Gustavo Figuerola, referente de TRP Argentina, trazó la perspectiva para la competitividad portuaria para los próximos 10 años: “Hoy tenemos una actividad portuaria en torno a los 1.7 millones de TEU´s, lo que equivale a una capacidad operativa ociosa del 50%.

El puerto nuevo es un modelo viejo, por lo que su estructura está en revisión”. Además destacó que 95% de los clientes mueven menos de 100 contenedores al año. “La economía funciona con Pymes y representan el 95% del comercio exterior argentino”, afirmó. Por otro lado, relató, en un mercado donde cada vez más las ofertas de servicios logísticos son door to door y los sistemas de transporte más conectados entre sí con un solo gestor, los puertos se reconvierten a plataformas logísticas.

Mientras que sobre los desafíos, Figuerola remarcó que “debemos lograr un sistema de transporte de contenedores alineado a estándares mundiales y la transformación deberá surgir de un acuerdo entre el Estado, las empresas y sindicatos. Todos tienen que aportar para un país con industrias competitivas”.

Por último, durante un panel con ejecutivos de empresas logísticas, moderado por Carlos Musante, Director de DyC Consultores y responsable Técnico de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), participaron Hernán Sánchez, Director Comercial de Celsur y Presidente de CEDOL; Eduardo Bastitta, Gerente General de Plaza Logística; Iker Vigo, Director Comercial de ULMA (España); y David Bottaro, Gerente General de ID Logistic.

“La realidad es común a todos: estamos operando con un 20% menos en los volúmenes, pero nuestro modelo de negocios es flexible para adaptarse tanto a las subas como a las bajas de la actividad”, abrió Sánchez. En tanto que Bastitta explicó que su negocio “no puede estar atado a la coyuntura porque nuestros clientes deciden a largo plazo y por eso tomamos medidas o aplicamos estrategias dirigidas a que no impacte la actualidad ni haga variar los planes que tenemos”. Según Bottaro, tuvieron “un crecimiento del 65% en sus ingresos, aunque por la inflación, en realidad, fue de 12%”. Y agregó: “Vemos gran incertidumbre y congelamiento de proyectos, lo que sin duda nos impactará. Por eso, el desafío es salir de mercados tradicionales hacia otros, como el eCommerce”.

Con una visión más internacional, Vigo explicó que la búsqueda de competitividad en el día a día es algo global, no particular de Argentina. “Pero entendemos que es momento para reflexionar, considerar qué hacer para mejorar en el futuro”. Sobre el cierre, Sánchez retomó el tema laboral: “Los convenios requieren ser adaptados. El modelo laboral en el mundo está evolucionando y cómo vamos a competir con nuestro marco laboral de 50 años atrás. El caso del marketplace Mercado Libre es un acuerdo más flexible que el de Camioneros, pero quizás la forma de implementarlo no fue la correcta”. Por último, todos coincidieron en remarcar a “la innovación y a la creatividad en los procesos como la clave para la productividad, competitividad y crecimiento de sus empresas”.

Luego de conocer las perspectivas generales, Revista RA diálogo con más referentes del sector para conocer sus expectativas y cuáles serán los principales desafíos para el entorno logístico de cara al nuevo ciclo político y económico.

INSTITUCIONAL

“Sobre lo que se viene, los especialistas pronostican un no crecimiento de la economía pero sí un crecimiento de la función de consumo”, destacó Carlos Musante, Director Técnico de Cedol. “Obviamente si hay un crecimiento de la función de consumo nuestros volúmenes van a acompañar ese crecimiento. O sea que no hay un crecimiento para largo previsto, hay un crecimiento por el lado del consumo”.

Lamentó que no se proyecte incremento en el nivel de inversiones pero señaló que “el sector de operadores de logística va a ir haciendo inversiones en la medida que sus clientes se los reclama. Esta puede ser la situación que se presente así que bienvenido el año”.

DEPÓSITOS Y OPERACIONES
Consultamos en qué aspectos claves deberá enfocarse la empresa para superar la actual crisis económica y desde Andreani, aseguraron que continuaran “centrando las decisiones en los emergentes de las necesidades de los clientes y el mercado, estando atentos a los cambios en los hábitos de consumo”.

“Al invertir en soluciones tecnológicas, aprovechar toda la información que se genera y disponibilizarla para mejorar la experiencia de los clientes y destinatarios, y hacer un uso más eficiente de los recursos”, explicó Carlos Cirimelo, CEO de Andreani. En ese sentido destacó que “el desarrollo de las aplicaciones y plataformas digitales son buenas para la industria pero deben competir encuadrados a leyes y en las mismas condiciones”.

Luego, Mauricio Ronchietto, Director General de Cruz del Sur, advirtió que “el desafío de una actividad que tiende a especializarse es cómo nos transformamos en un sector ecommerce, entendiendo que no solo somos una parte fundamental de la cadena de valor de C2C, B2C, M2M, sino que debemos integrarnos a un ecosistema más complejo alojado en la nube, donde interaccionan clientes, proveedores, suply chain, etc”.

“Los que mejor y más rápido se adapten a dicho desafío, serán los casos de éxito que leeremos a futuro”, opinó y describió que en el mercado argentino, todavía la irrupción de las nuevas aplicaciones es incipiente y embrionario, versus el potencial que tienen. No obstante, apuntó que “considerando las experiencias de otros sectores, creemos que será muy positivo para la logística y los servicios derivados, ya que generarán mayor volumen de interacción con clientes y, por consiguiente, mejores negocios para el sector en general”.

Por su parte Eduardo Bastitta, Ceo de Plaza Logística caracterizó el 2019 como un año de “luces y sombras” para la logística. “Por un lado –explicó-, la logística de la mayor parte de la economía argentina sufrió nuevas bajas, sobre todo en industria, compensadas parcialmente por mejoras en el sector agropecuario. Pero, por otro lado, el 2019 será recordado como el año que comenzó de verdad la logística para ecommerce”. “Las perspectivas para 2020 las veo muy positivas, desde el punto de vista de la logística para ecommerce, que va a pasar de un proceso lineal a un crecimiento exponencial basándose en las novedades que tuvimos durante los últimos meses”.